Nº 301  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  19/12/2018

El texto helado, de Fernando Sáenz Duarte

Fernando Sáenz Duarte y Angelines González son una estupenda pareja de heladeros, quizá mejor dicho “cocineros del frío”, que han convertido su obrador Grate, situado en la localidad navarra de Viana (muy cerca de Logroño), y su heladería logroñesa Dellasera en lugares de peregrinación para los aficionados a este tipo de productos, especialmente los que aprecian nuevos sabores y técnicas de elaboración.

Fernando y Angelines impulsan también todos los años en primavera las “Conversaciones Heladas”, unos debates apoyados por el Gobierno de La Rioja y a los que acuden los principales representantes de la creatividad española en todos los ámbitos.


La literatura como fuente de inspiración

En su permanente búsqueda de transversalidad, es decir de vinculación del universo helado con otras disciplinas artísticas, ahora acaban de crear Grate Ediciones Heladas, cuyo primer resultado editorial es “El texto helado” bajo la premisa, según señalan en la presentación de la obra, de que “la literatura como fuente de inspiración es una idea que nos seduce en Obrador Grate, y es el origen y el resultado del ejemplar que tiene entre manos”.

Sáenz y González han unido en un opúsculo muy interesante a seis escritores contemporáneos con todos los cuales tienen relación personal más o menos estrecha, a través de textos vinculados con el mundo de los helados. Se trata de Yanet Acosta, Carmen Alcaraz, Enrique Cabezón, Xabier Gutiérrez, Teri Sáenz y Bernardo Sánchez, reconocidos autores que, de una manera o de otra, han mostrado desde siempre un interés y una cercanía con el mundo gastronómico.


Poesía, relato, columna, cuento…

Como señalan Fernando y Angelines, “en El Texto Helado hay cabida para la poesía, el relato, la columna, el cuento…Palabras que nos emocionan, que las sentimos y que nos sugieren estímulos de sabor a los que damos vida a través de nuestras elaboraciones heladas”. El remate lo pone “un séptimo amigo”, Jesús Rocandio, fotógrafo que ilustra con su obra personal cada uno de los textos.

Solo se han editado 400 ejemplares de esta primorosa obra, primer título de una colección en la que los heladeros riojanos muestran la parte más íntima y personal de su imaginario helado, para devolver al mundo del helado todas las satisfacciones que les ha ido regalando. Una pareja entrañable y muy creativa que va a seguir dando mucho que hablar.

Rafael Ansón

Compartir

Ver todos
Otras Recomendaciones
 

PUBLICIDAD